Bienvenidos a Marte, desde aquí podemos ver la tierra del futuro, ¿la ven? ¿es como la imaginaban? ¿un lugar lleno de fábricas que echan humo, empresas enormes y edificios altísimos donde las personas viven como salchichas empaquetadas? Un día los terrícolas terminaron de exprimir su planeta, lo dejaron como naranja chupada y buscaron otra casa. Así fue como marcianos y terrícolas nos conocimos ¿no somos tan distintos o sí? 

Descripción

La tierra ha agotado sus reservas naturales, ahora explora territorios de asteroides, satélites y planetas cercanos para expropiar sus recursos y extender su dominio. Es el caso de marte, un planeta virgen, cuyos habitantes fueron engañados para construir la primera torre de extracción de petróleo, ignorando lo que les depara: ¡Un Proyecto de Urbanización Industrial en Marte! 

Esta ficción de dos planetas totalmente distintos, en el que uno bien podría ser el futuro del otro, y viceversa, no es más que la realidad de nuestro cotidiano abrumado por grandes urbes de concreto, fábricas y edificios; donde áreas verdes y lugares emblemáticos de memoria son sacrificados sin pudor en nombre del progreso, levantando espacios de consumo, sobre zonas de convivencia, enalteciendo la productividad sobre la creatividad. Por fortuna hay pequeños marcianos y terrícolas que encuentran entre sus deseos más semejanzas que diferencias, y pronuncian con toda seguridad que de grandes quieren ser felices, y que el poder que realmente les interesa es el poder correr, jugar, gritar, el poder de la libertad. Ejercer libremente su derecho a un “medio ambiente sano y sustentable, y en condiciones que permitan su desarrollo, bienestar, crecimiento saludable y armonioso, tanto físico como mental, material, espiritual, ético, cultural y social[1]”. La libertad de decir ¡Marte no está en venta!

[1] Artículo 43. Capítulo Séptimo “Del Derecho a Vivir en Condiciones de Bienestar y a un Sano Desarrollo Integral”. LEY GENERAL DE LOS DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES, Diciembre 2014.

¿Hace cuánto no ves una abeja?

Fotografías